top of page
Buscar

CHAMONIX


Día 1: viajamos en avión desde el aeropuerto de Bilbao hasta el aeropuerto internacional de Ginebra, donde alquilamos un coche para ir hasta Chamonix. Tras una hora de coche empezamos a ver el macizo del Mont Blanc y sus glaciares, que pese a que merman día a día casi llegan hasta la carretera.

Mazizo del Mont Blanc

Llegamos al apartamento y salimos a conocer el pueblo, aunque ya haya pasado una semana del UTMB siguen quedando bastantes corredores, todos luciendo como no su chaleco de finisher.

Chamonix

Plaza Chamonix

Atardecer Chamonix

Día 2: Madrugamos y tenemos planeada una ruta saliendo desde el apartamento que nos va a llevar a La mer de glace y desde allí a Plan de l'Aiguille donde veremos el Lac Bleu.

Arrancamos desde el apartamento y nos dirigimos dirección a la zona de esquí de Planards, donde cogeremos una pista forestal que nos llevara hasta la Buvette des Mottets donde contemplamos la gran Aiguille du Dru y toda la morrena del glaciar.

Seguimos andando por un bosque y de frente se nos aparecen los Grandes Jorasses, Dente del Gigante, Aiguille de Rochefort y mas cimas menos conocidas, y como no La mer de Glace. La Mer de Glace es la confluencia del glaciar de Géant, glaciar de Lechaud y la Cascada de Talèfre. El glaciar aunque a simple vista no se pueda apreciar se mueve alrededor de 1cm a la hora, en los últimos 30 años ha sufrido un retroceso igual o superior a los 100 años anteriores, cifra tremendamente preocupante.

Tras una parada para picar algo con estas increibles vistas seguimos con nuestro camino.Disfrutamos ahora con la vista del valle y al fondo la cima del Mont Blanc y Aguille du Midi. Llegamos a Plan de l'Aiguille y caminamos un poco mas para llegar al Lac Bleu. Desde allí bajamos a Chamonix por un camino que se nos hizo eterno, 10km de bajada, parecía que no se acababa nunca.

Día 3: Amanece nublado y decidimos acortar un poco la ruta cogiendo el cable de Chamonix Planpraz, quitandonos así +1000m de desnivel.Desde Gares de Planpraz subimos hasta el Col du Brévent, disfrutando, cuando las nubes nos lo permitian, de la vista del macizo del Mont Blanc.

Volvemos a ponernos en marcha y vamos hasta el Col du Lac Cornu, donde las nubes se nos echan encima y solo podemos ver el lago durante unos pocos minutos. La cosa se puso negra y decidimos bajar de allí.

Para cenar nos saltamos la dieta y nos comemos una hamburguesa en Poco Loco, un sitio muy recomendado en todas las guías. Tengo que decir que estaba buena la hamburguesa, pero que el estilo es el americano y que prima mas la cantidad que la calidad.

Día 4: Vuelve a amanecer nublado y lloviendo pero esto no nos va a parar, esta vez cogemos el teleférico de La Flégère. Desde el Refuge La Flegere, seguimos un sendero agradable que nos va a llevar hasta el Lac Blanc.

Este lago, es un lago glaciar de ahí el color blanquecino que tiene. Normalmente las vistas desde aquí son increíbles pero hoy el tiempo a decidido que no vamos a disfrutar de ellas. Hacemos un alto para comer algo y nos resguardamos de la lluvia bajo uno de los refugios que hay alrededor del lago.

Parece que la lluvia para y se despeja un poco el cielo, ponemos rumbo al Lac Noir. Media hora despues llegamos al lago, impresiona lo negro que es y entendemos el porqué del nombre. Regresamos hasta La Flegere para bajar en teleférico hasta Chamonix.

Día 5: Nos despedimos de Chamonix es hora de volver a Bilbao. Nos ha encantado y esperamos volver pronto, recordad que si os a gustado el Blog podéis dejar un comentario debajo. Hasta la próxima.

142 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page